Uncategorized @mexico
July 16, 2021 by Karen Paz

Suscripción de automóviles: la movilidad como servicio personalizado

Entre las nuevas generaciones de conductores hay un segmento que considera la posesión de automóviles como un servicio que se puede contratar, pero sin las limitaciones de un alquiler diario ni los compromisos de un plan de leasing. Los modelos de suscripción de automóviles son una tendencia que permite a los clientes estar al volante del modelo de su preferencia con un tarifa mensual en la que ya todo viene incluido: impuestos, seguro, mantenimiento, asistencia en carretera, es decir todos aquellos gastos en los que normalmente incurriría si se adquiere la unidad. El único desembolso adicional es la gasolina.

 

 

 

 

 

 

[Te recomendamos leer La concesionaria más pequeña del mundo]

 

Las actitudes hacia el automóvil como símbolo de estatus, propiedad y ascenso social han cambiado en la última década, al tiempo que las alternativas de servicios facilitados por la digitalización permiten una economía más dinámica. Este modelo de suscripción compite con el automóvil considerado como posesión material, con la ventaja de la flexibilidad que permiten los pagos a plazos, tener el auto solo por algunos meses sin compromiso alguno y cambiar de modelo según necesidades y preferencias. Si bien la suscripción guarda ciertas similitudes a los contratos de leasing, los términos son menos rigurosos, con todos los gastos e impuestos incluidos y sin mayores trámites legales. Y aunque el costo de la tarifa mensual puede ser relativamente más alto, resulta ideal para quienes no estén interesados en embarcarse en un financiamiento que podría durar años. Basta con pagar una tarifa inicial, escoger el auto según los gustos, direccionar los cargos a una tarjeta y pasar al concesionario a recogerlo. Este modelo de negocio ha sido comparado con los servicios de streaming, en el que por una cuota fija se tiene disponibilidad a todo un catálogo de contenidos.

La movilidad por suscripción es un recurso que ya está disponible con OEMs y agencias de renta de autos en distintas ciudades de Asia y Estados Unidos. Por ejemplo, en Corea del Sur el servicio de suscripción de movilidad Hyundai Selection inició operaciones en abril de 2020 en la ciudad de Seúl y su área metropolitana. Mediante una aplicación para teléfono móvil, los suscriptores pueden seleccionar entre 14 modelos Hyundai Motor y recogerlos en el showroom más cercano a la hora que deseen. Tras alcanzar la nada despreciable cifra de 10,000 suscriptores, la firma anunció la extensión del servicio a Busan, la segunda ciudad más grande del país. Si un suscriptor viaja a esa localidad, podrá cambiar su unidad por otra, de un modelo distinto, los días que permanezca en ella sin costo adicional alguno. En India, el consorcio Maruti Suzuki ofreció el servicio Subscribe, inaugurado en julio de 2020 en una docena de ciudades, que ofrece una variedad de automóviles de la marca con múltiples opciones de tenencia por un cargo mensual fijo con todo incluido. Este año anunciaron la extensión de su negocio a 19 localidades.

 

[Te recomendamos leer El auto que puedes comprar con arte]

 

La oportunidad de poseer un vehículo de gama alta sin los costos que asume un propietario es ofrecida en algunas ciudades de Estados Unidos. El más conocido es Care, de Volvo, el cual no pide pago inicial de suscripción, aunque su contrato es similar a un plan de leasing. Audi Select, únicamente disponible en la ciudad de Dallas, estado de Texas, tiene cuotas de $1,000 dólares mensuales con opción a un servicio premium. Lexus Complete Suscription está solo disponible en dos localidades de California. Porsche Drive opera en nueve ciudades estadounidenses con un costo de activación de $600 dólares y cuotas entre $1,500 y $2,600 dólares mensuales.

En opinión de Andy Palmer, ex director ejecutivo de Aston Martin y Nissan, ahora involucrado directamente en compañías fabricantes de vehículos eléctricos, la modalidad de suscripción no solo es una alternativa para la generación Millennial, sino que también servirá de plataforma para el despegue de varias empresas del sector cero emisiones, con opciones tales como el arrendamiento de baterías, acción que reduce el costo de un auto eléctrico hasta por 10,000 dólares.
El cambio en las actitudes sociales y hábitos de consumo obligan a los vendedores de autos a encontrar nuevas posibilidades de oferta y financiamiento. ¿El modelo de suscripción es la alternativa del futuro?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Tengo una pregunta?